CÁCERES DIJO QUE SUS SOLDADOS PELEARON CON VALOR, PERO…

“Por TRAICIÓN de los ricos se perdió guerra con CHILE”

El Héroe de la Breña, Mariscal Andrés A. Cáceres, señaló que el Perú pudo haber ganado la guerra con Chile, pero faltó unidad nacional y además, hubo “mucha traición” en los sectores pudientes. Lo hizo en su última entrevista, publicada en La Crónica, el 27 de noviembre de 1,921. Su relato, según dice el artículo, en todo momento fue con una “voz emocionada” por su patriotismo.

Mariscal, en el aniversario de la victoria de Tarapacá, demandamos de usted, el relato vívido de esa gloriosa acción

Lo recuerdo muy bien. Me encontraba yo, con mi división, en una de las calles de Tarapacá, tomado un rancho frugal, antes de emprender, con todo el Ejército, la retirada hacia Arica, después del desastre de San Francisco, cuando mi ayudante que había distinguido al enemigo en la cresta de los cerros situados al Oeste de la ciudad, llegó corriendo a avisármelo. Ordené a mi división que se lanzara con la bayoneta calada, cerro arriba, para desalojar al enemigo. A poco, ya cuando mis bravos soldados se habían lanzado al combate, llenos de entusiasmo y de ardor bélico, el coronel Belisario Suárez toma sus disposiciones y los coroneles Bolognesi, Ríos y Castañón, se sitúan en sus respectivos emplazamiento

El Zepita escala el cerro por el lado Oeste, con empuje irresistible desafiando los tiros que el enemigo descarga sobre ellos. Se despliegan en guerrilla y sin detenerse, disparan incesantemente sobre el enemigo, que cede al empuje de los nuestros. La columna Zubiaga, se lanza a la bayoneta sobre la artillería chilena y, audazmente, se apodera de cuatro cañones. Las columnas de Pardo Figueroa y de Arguedas, despedazan, entre tanto, a la infantería enemiga.

Perdón, Mariscal, en ese asalto, ¿qué acción notable de arrojo, de sus soldados, recuerda usted?

No puedo olvidarme del heroísmo del Alférez Ureta, de la compañía primera de la columna derecha, que inflamado por un ardiente entusiasmo patriótico y un coraje a toda prueba, se montó sobre un cañón chileno, lanzando estruendosos vivas a la patria. Y como éste, tantos otros episodios de coraje y entusiasmo. ¿Cómo fue la batalla de San Francisco? Doloroso es el recuerdo: la falta de previsión, el espionaje chileno, la defección de Daza y su famoso cable: “Desierto abruma, ejército niégase seguir adelante”, el asalto frustrado, la muerte del Comandante Espinar al pie de los cañones chilenos, la catastrófica retirada nocturna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *