“Es una vergüenza que naveguemos con velas chilenas”

ANALÍSTA DESTAPA LO QUE NADIE DICE DEL ‘BAP UNIÓN’

El emblemático buque escuela de la Marina de Guerra del Perú, el «BAP Unión», distinguido por ser uno de los veleros más grandes del mundo, y que actualmente viene siendo exhibido en los Estados Unidos guarda uno de sus más vergonzosos secretos y es que depende y funciona, gracias a la empresa chilena Wienecke, que fue impuesta por el exministro de Defensa, Jakke Valakivi, a la Marina.

REDACCIÓN EL VOCERO

Según el analista Sandro Bruzzone, este hecho tuvo lugar durante la etapa final de la construcción del navío. “Durante casi tres años, se mantuvo en reserva, la presencia de operarios chilenos, vestidos con ropa que lleva el logo de la empresa Wienecke en la Base Naval del Callao, fabricaron las 34 velas, colocando los 4 mástiles: 5 en el bauprés, 9 en el trinquete, 9 en el proel 8 en el popel y otras 3 en el palo de mesaría del buque, pero esto no es todo. Cuando la embarcación navega, se acondiciona un lugar especial para que un grupo de operarios chilenos de la empresa viajen a fin de observar el comportamiento de sus velas”, afirma.

Hay que indicar que la empresa chilena Wienecke, ha fabricado las velas del Buque Escuela Esmeralda de la Armada de Chile y es la principal proveedora de las Fuerzas Armadas chilenas. La compañía, además, tiene una “división militar”, conformada por técnicos de la Marina de dicho país, por lo que su trabajo no es solo un servicio común sino estratégico.

INCONCEBIBLE

Lo sorprendente es que la fabricación de las velas del buque escuela de la Marina de Guerra del Perú ha propiciado, por supuesto, que técnicos y marinos chilenos que han ingresado sin problema alguno a las instalaciones de la Base Naval del Callao y teniendo acceso a zonas restringidas.

“Es una vergüenza que naveguemos con velas chilenas y peor aún que este hecho haya sido callado por casi tres años. Es bueno recordar también que en esa época, se detuvo a dos suboficiales de la Marina de Guerra peruana por espionaje a favor de Chile”, manifiesta Bruzzone.

NUESTRA OPINIÓN: Efectivamente este semanario tuvo acceso a la documentación del caso y comprobó que los subalternos AP Johnny Richard Philco Borja, operador de telecomunicaciones, y Alfredo Marino Domínguez, analista de información de inteligencia, fueron llevados al fuero militar, por filtraron abundante información secreta sobre la flota peruana a oficiales de la Armada de Chile que coincidía con la presencia de esta empresa. Sin embargo y como siempre ocurre en nuestro país, el gobierno no hizo nada y todo continuó sin mayores complicaciones.  

3 thoughts on ““Es una vergüenza que naveguemos con velas chilenas”

  1. De ser cierto esto, es una verguenza y se ve q aun hay algunos politicos antaños como pierola q hacen goles en contra como ese HDP del ministro de defenza q aprovo dicha compra….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *