«Bar Bohemio», poema de Julio Lozano Fernández. Escritor y abogado

Bar Bohemio, alcohol jarana criolla
con vals fervor lágrimas

que canta y gime la guitarra criolla embriaga,
compañera impertérrita fiel.

Cabalgan al trote por las mesas los dados timberos
que salen ligeros del partidor vasito cuero,
arreados  con voces estentóreas

hacia la meta fortuna nunca hallada,
huayco de momentánea ilusión.  

Bar Bohemio, húmeda estancia aserrín

que bebe sedienta la espuma alcohol

que cae al piso del fondo concho del único vaso

que rota como manija de reloj

por el turno de los sedientos labios.

Recinto desvencijado con olor a úrea yerba huacatay

con la barra mostrador que ofrece mejunje de tragos

de caña y pisco, cerveza, comida

en sus fuentes enlozadas despostilladas,

aceitunas negras, jamón del país, tamales,

degusta la hambrienta mosca loca

que sale y entra por el hueco de la vitrina rota

con avinagrados encebollados criollos,

 hermanando el sudor de los parroquianos ebrios.
Bar donante de melancólicas fantasías
 adormeces la conciencia pena.

Asilo refugio de los infelices alegres

después del segundo trago.

Estancia vendedora de éxtasis y catarsis
que descarnas y vacías recuerdos

en copas de aguas claras y turbias,
a gusto del cliente

para la sed que nunca sacia.

Bar Bohemio, equilibrio no provees,

embriaguez el presente no disciernes,
pasado que añoras o vomitas,
al porvenir esperanza duermes

ahogando el hígado de alcohol y jarana.

Afuera te adornan enclenques balcones coloniales de madera,

 incrustados al cuerpo de la antigua casona de quincha adobe bar
 de donde invita el incondicional albergue

al dios Baco y su bacanal completo

con sus gallinazos bohemios.

La última jarana la festejaran los fantasmas ebrios

bailando una polka criolla sobre su piso madera crujientes

que se escucha en los ratos de silencio

al beberse el último concho de miseria y felicidad

de la inacabable botella del estribo vida.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *