¿Cuáles son las principales intolerancias alimenticias?

Los alimentos son la fuente principal de energía del cuerpo. Necesitamos una ingesta diaria de diferentes grupos alimenticios para nuestra correcta nutrición. No obstante, muchas personas tienen intolerancias alimenticias que hacen que mantener una dieta equilibrada, nutricionalmente hablando, sea más difícil.

Alguna vez te pudo pasar que después de consumir ciertos tipos de alimentos aparezcan síntomas desagradables. Por esa razón, en este artículo hablaremos sobre cuáles son las principales intolerancias alimenticias y los síntomas asociados a éstas.

Diferencia entre intolerancia y alergia alimentaria
Es importante saber que existe otra situación diferente a la intolerancia a algún alimento, la cual es denominada alergia alimentaria, y que no es lo mismo que la intolerancia alimenticia. En la primera está implicado el sistema inmunitario.

La intolerancia se debe, generalmente, a la falta de componentes necesarios para la correcta digestión del alimento desencadenante, pero sin acción del sistema inmune. No obstante, existe una excepción, el gluten. La intolerancia al gluten también presenta alteraciones del sistema inmunológico.

Una persona que es alérgica a algún alimento, no puede ingerir ni siquiera pequeñas cantidades del mismo. Sin embargo, si el paciente presenta alguna intolerancia alimenticia, sí podría ingerir una mínima cantidad del alimento sin inconvenientes.

Síntomas de las intolerancias alimenticias
Aunque ciertos alimentos pueden provocar tanto una alergia como una intolerancia, en ambas situaciones se desencadenan síntomas similares, pero de diferente origen. Como hemos mencionado, unos síntomas son de carácter inmunológico y otros no.

En las alergias, los síntomas más comunes son:

Urticaria.
Erupciones.
Hinchazón de labios o párpados.
Enrojecimiento ocular.
Tos.
Diarreas y vómitos.
Congestión nasal.
Dificultad para respirar.
Hipotensión.

En cuanto a las intolerancias alimenticias, éstas presentan síntomas parecidos pero más leves. A pesar de ello, siguen sin dejar de ser bastante molestos. Entre ellos podemos mencionar:

Dolor abdominal.
Gases.
Diarreas.
Distensión abdominal.
Las alergias aparecen generalmente después de 30 a 60 minutos de la ingestión y pueden llegar a ser graves. Por el contrario, los síntomas de intolerancia alimenticia pueden tardar más en aparecer y tienen un carácter más leve.

Como ya conocemos las diferencias principales entre alergias e intolerancias, es momento de mencionar cuáles son las intolerancias alimenticias más comunes.

Intolerancia a la lactosa
Se debe a la incapacidad del sistema digestivo para digerir la lactosa, que es el azúcar de la leche. Esta intolerancia alimenticia es causada por el déficit en la producción, por parte del cuerpo, de una enzima llamada lactasa. La lactasa es la encargada de digerir y, en consecuencia, de que la lactosa se pueda absorber correctamente. Esta condición puede ser transitoria o permanente.

Intolerancia al gluten o enfermedad celíaca
El gluten es una glucoproteína, presente en muchos alimentos como pueden ser el trigo, la avena o la cebada. En la intolerancia al gluten, el intestino delgado no es capaz de digerirlo y, en consecuencia, se produce una reacción inflamatoria a nivel intestinal. Este tipo de intolerancia se mantiene durante toda la vida. Es una intolerancia alimenticia de base auto-inmune. Los principales síntomas son los siguientes, y pueden ser ausentes o ser atípicos:

Pérdida de peso y de apetito.
Náuseas y vómitos.
Diarreas.
Pérdida de masa muscular.
Intolerancia a la sacarosa
Consiste en la intolerancia al azúcar común. Se debe a la falta de una enzima denominada sacarasa. Dicha ausencia de la enzima dificulta la correcta digestión de la sacarosa. Debido a esto, se desarrollan los síntomas ya conocidos como diarreas, flatulencias o dolores abdominales, entre otros.

Intolerancia a la fructosa
La fructosa o también conocida como levulosa, es el azúcar presente en las frutas, ciertos vegetales y la miel. Si tu intestino es incapaz de digerir este tipo de azúcar, presentarás los síntomas típicos de las intolerancias alimenticias después de consumir este tipo de alimentos.

Es muy importante que acudas a un profesional ante de la sospecha de estar sufriendo alguna intolerancia alimentaria. Esta condición puede causarte numerosos problemas de salud a consecuencia de la mala absorción de nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de tu organismo.

En ciertos casos, se requieren estudios especializados que serán recomendados por tu médico para identificar el agente causal de tus molestias y seguir un tratamiento adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *