Distrito de Congas espera seis años por puesto policial

AL DESCUBIERTO UNA MENTIRA MÁS DEL GOBIERNO AL PUEBLO DE ANCASH

  • Comuneros piden seguridad ante los altos índices de violencia y abuso sexual que existe en la zona.

Joel Florencio Gamarra Arteaga, es un ciudadano comunero que desde hace siete años lucha para que en el distrito de Congas, provincia de Ocros -región Áncash- instalen un puesto policial que ayude a frenar y combatir los altos índices de violencia y abuso sexual que existe en la zona.

Pese a las facilidades que le han brindado al Ministerio del Interior (cediéndoles un terreno de 240m² para su construcción) éste ignora su pedido y los abandona a merced de los delincuentes que aprovechan para cometer los más execrables crímenes. “Nosotros donamos un terreno a la Policía Nacional, registrándolo a nombre del Ministerio del Interior. En pocas palabras, la comunidad y la municipalidad le donó al Ministerio esa área a cambio de que construyeran un puesto de auxilio rápido, sin embargo, desde el año 2001 a la fecha no hay respuesta y lo peor es que nos cierran las puertas, no nos quieren atender y mucho menos escuchar”, refiere el representante de la comunidad.

El Vocero del Perú comprobó a través de documentos, que efectivamente no ha habido interés en atender su pedido. Asimismo, cuando van a la provincia de Ocros a solicitar la presencia policial, la distancia que les demora trasladarse ida y vuelta, desde el distrito de Congas, les permite a los delincuentes usar la fuerza y huir impunemente.

“Nosotros necesitamos la presencia policial para vivir en paz. En el lugar se cometen violaciones a niños, mujeres, muertes, asaltos, robos y abigeos. Nosotros encontramos a las víctimas en las chacras y cerros, hemos tenido que recoger cadáveres y hasta extremidades humanas sin que nadie venga a ayudarnos, no es justo vivir así rodeados de malhechores”.

“Lo peor de todo es que cuando vamos a la ciudad de Ocros ya perdimos más de una hora de viaje y no nos atienden porque ningún efectivo quiere trasladarse hasta donde vivimos”, revela Gamarra.

“GOBIERNO NO NOS APOYA”

Gamarra Arteaga lamenta esta situación, en la cual ha insistido desde hace cinco gestiones presidenciales sin éxito. Afirma que de seguir así la violencia llegará de la mano de los terroristas pues no hay interés en trabajar el tema de la seguridad.

“Ya pasamos los gobiernos de García, Toledo, Humala, Kuczynski y ahora (Martín) Vizcarra. Nuevamente le hemos cursado un documento a su despacho, al actual ministro del Interior y hasta al Congreso de la República, pero no hay respuesta. ¿Cuántas víctimas más deberemos seguir contando hasta que el Gobierno se digne a ir y atendernos? ¿Acaso quieren que nos masacren? En el lugar no hay presencia policial y es una invitación al terrorismo”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *